Trabajar en la nube

Así se trabaja en la nube y estas son las ventajas

El teletrabajo no sería posible sin la nube, la oficina virtual en la que podemos realizar tareas, guardar archivos y trabajar en equipo. Todo, con solo una conexión a internet.

Solo el 22% de las empresas españolas trabajan en la nube, según el portal de estadística Eurostats, frente al 26% de media en la Unión Europea. Sin embargo, el cloud computing es imprescindible para poder trabajar desde casa. Esta tecnología permite acceder a archivos y documentos, así como realizar tareas en equipo, desde cualquier dispositivo conectado a internet y de forma sincronizada. 

De ahí que se trate de una de las tendencias TIC con más proyección de futuro en todo el mundo. Se espera que en 2028 las empresas dediquen a tecnologías y servicios de cloud computing el 80% del gasto previsto para IT, de acuerdo con la consultora IDC Research España. 

Pero, ¿de qué hablamos exactamente cuando nos referimos a cloud computing? De una o varias de estas tres cosas: software al que accedemos online (SaaS o Software as a Service), la plataforma en la que desarrollamos varias aplicaciones (PaaS o Platform as a Service) o los servidores donde se almacenan los archivos (IaaS o Infraestructure as a Service). De ellas, el SaaS es el más común y el que manejamos en nuestro día a día. Algunos ejemplos son Gmail, Dropbox o Netflix.

Trabajar en la nube no es solo una cuestión de adaptarse a los nuevos tiempos —resulta esencial para la digitalización de las organizaciones—, las ventajas del cloud computing son numerosas.

Ventajas de trabajar en la nube

Ventajas de trabajar en la nube

Flexibilidad

Flexibilidad física y horaria, ya que con el cloud computing el profesional puede acceder a su mesa de trabajo online desde cualquier dispositivo que disponga de una conexión a internet. Así de sencillo. Esto facilita el teletrabajo, y en consecuencia la productividad y la conciliación. Al mismo tiempo, abre nuevas y atractivas posibilidades laborales, como la de trabajar mientras se recorre el mundo, el objetivo que persiguen muchos nómadas digitales

Sincronizados

Realizar tareas y desarrollar proyectos en la nube cobra especial interés cuando se trata de trabajos en equipo. Por ejemplo, con G Suite de Google. Así, en un único documento se puede crear el contenido, mejorarlo, revisarlo y, finalmente, validarlo. Por otro lado, si la información relevante de un determinado proyecto está en la nube, cualquiera con acceso podrá consultarla de forma rápida, sin burocracia, o incluso corregir algún error. Al mismo tiempo, si el estado de las diferentes tareas a realizar se comparte con el equipo, se gana en transparencia, confianza y dinamismo. Por ejemplo, con Trello, Slack o BaseCamp.

Crecer es más fácil

Una pequeña o mediana empresa puede ampliar su capacidad de producción de forma sencilla si trabaja en la nube. Solo necesita contratar más servidores, más espacio de almacenamiento o solicitar nuevas cuentas de correo. En cambio, si la organización tiene implantado un sistema propio que no esté alojado en un servidor cloud, necesitará ampliar el equipo informático o incluso las instalaciones para poder crecer. 

Ahorro

No es lo mismo comprar un servidor que alquilar otro en la nube, del mismo modo que no cuesta lo mismo adquirir un coche que alquilarlo. Pero no solo eso. En la actualidad existen numerosos proveedores que ofrecen todo tipo de servicios en la nube, adaptados a las necesidades específicas de cada cliente. Y son estos proveedores, además, los encargados de su mantenimiento. 

Actualizaciones y copias de seguridad

Almacenar nuestros archivos en la nube nos garantiza que dispondremos de una copia de seguridad, en la mayoría de los casos, y que no tendremos que estar pendientes de actualizar el software con el que trabajamos para evitar que quede obsoleto. La actualización es automática.

Rápido e intuitivo

Los servicios de sofware en la nube, o Saas, se caracterizan por su sencillez de uso. El acceso suele ser bastante rápido, introducir usuario y contraseña y listo, al contrario que en otros sistemas donde es necesario completar una serie de pasos para poder empezar a trabajar.

Imagina una empresa que no necesita de grandes instalaciones para llevar a cabo su actividad, que solo precisa de una buena conexión a internet. En la que se trabaja en equipo, la conversación es fluida y las tareas se completan de forma ágil. Sin necesidad de acudir a la oficina. Y donde con solo un par de clics se accede a la información relevante para cada proyecto. Así es como se trabaja en la nube.

Carreras relacionadas

Inicio inmediato
Experto en

Experto en Growth Marketing

Averigua cómo crear estrategias para incrementar los usuarios, ingresos o impactos de una empresa. Aprenderás diseñar y coordinar todos los pasos de una campaña de marketing orientada al crecimiento.

Inicio inmediato
Experto en

Experto en Ecommerce

Aprende a crear y gestionar un negocio de comercio electrónico. Descubre cómo poner en marcha la tienda online y llegar a clientes de cualquier parte y desde cualquier dispositivo a través de una estrategia de marketing.