Trabajar desde casa

El trabajo en remoto convence cada vez a más empresas

Trabajo en remoto, a distancia, desde casa o teletrabajo. Lo llames como lo llames, la consecuencia es la misma: menos absentismo y más productividad.

Trabajo en remoto, a distancia, desde casa o teletrabajo. Lo llames como lo llames, significa lo mismo: poder trabajar desde cualquier lugar sin necesidad de acudir a una oficina. Lo que hasta hace no mucho era una rareza, hoy es tendencia en numerosas organizaciones en todo el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, un estudio de Gallup desvelaba ya en 2015 que el 37% de los trabajadores había trabajado alguna vez desde casa, 4 veces más que 2 décadas antes.

Y muchos más quieren hacerlo. En 2018, la encuesta Workmonitor de Randstad, que investiga tendencias en el mercado laboral en 34 países alrededor del mundo, señalaba que el 65% de los encuestados querrían tener la oportunidad de trabajar en remoto.

Al 65% de las personas le gustaría probar el trabajo en remoto

Workmonitor de Randstad

Con los avances tecnológicos, espacios digitales donde se organizan y realizan cada vez más tareas (Drive, Trello…) y oficios con mucha demanda que solo necesitan de una conexión a internet para llevarse a cabo, la tendencia al teletrabajo cobra sentido. 

¿Por qué levantarse temprano, subirse al coche y desplazarse hasta la oficina cuando se puede realizar el mismo trabajo desde una silla cómoda en casa con el pijama aún puesto? 

Trabajar desde casa es más productivo

El trabajo en remoto, además, convence cada vez a más empresas por dos razones fundamentales: 

  1. Pueden captar talento sin importar dónde se encuentre. Por ejemplo, un profesional que vive en Barcelona puede trabajar para una compañía en Madrid.
  2. Los estudios demuestran que trabajar en remoto aumenta la productividad y evita el absentismo laboral

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) explica que el teletrabajo incide de forma positiva en la productividad porque el trabajador se siente más motivado, ya puede conciliar mejor su vida personal y laboral.

Ventajas de trabajar desde casa

Desde casa o desde cualquier otro lugar que no sea una oficina. Si estás pensando en dar el salto al trabajo en remoto, estas son algunas de las ventajas que encontrarás:

  • Flexibilidad horaria: muchas de las tareas que no implican contacto con el cliente pueden realizarse a cualquier hora, lo que te permite, por ejemplo, aprovechar las horas en que eres más productivo o compatibilizar el horario laboral con el cuidado de los niños.
  • Ahorro de tiempo al no tener que desplazarte a la oficina y también de dinero, al reducir el gasto de gasolina, cafés, comidas fuera, ropa, etc.
  • Más oportunidades laborales, ya que puedes trabajar para empresas y clientes a miles de kilómetros de distancia. ¿Siempre quisiste vivir en el campo o sueñas con recorrer el planeta? Con el trabajo en remoto es posible.

Sin embargo, trabajar desde casa no siempre es fácil, ya que las distracciones son mayores. Necesitas organizar tu tiempo muy bien. En este sentido, estos tips de organización para nómadas digitales pueden serte de gran ayuda.

Otro inconveniente del trabajo en remoto es la falta de contacto directo con tus jefes y compañeros, pero al mismo tiempo las vías de comunicación son cada vez más numerosas: email, teléfono, wassap, videoconferencia, redes sociales… por lo que no tiene que suponer un problema.

En cualquier  caso, cada vez más empresas apuestan por el trabajo en remoto. Una nueva forma de relacionarse y de completar tareas que va en sintonía con la Revolución Profesional.

Carreras relacionadas

Experto enEl trabajo en remoto convence cada vez a más empresas

Experto en Gestión Digital del Talento

Descubre cómo utilizar la psicología y la tecnología para potenciar y desarrollar el talento en todo tipo de organizaciones. Sabrás cómo ayudar a las personas a ser mejores profesionales en un entorno laboral cada vez más competitivo e incierto.