Smart cities

Smart cities: así son las ciudades inteligentes

Una smart city es una ciudad que utiliza la tecnología y la innovación para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. ¿Cómo? Aplicando medidas que afectan a la gestión de los recursos, el transporte público, los espacios comunitarios, el tejido empresarial, la comunicación, etc.

Los ingresos del Internet de las Cosas (IoT) que generan las smart cities alcanzarán los 62 mil millones de euros en 2026, según un estudio de ABI Research. Las ciudades inteligentes han dejado de ser un invento del futuro para convertirse en tendencia en numerosas urbes alrededor del mundo.

De acuerdo con los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en 2050 la población mundial será de 9.000 millones de personas, y el 70% de ellas vivirán en centros urbanos. Por lo tanto, hacer de nuestras ciudades entornos amables, sostenibles y eficientes es una necesidad. 

Qué convierte a una ciudad en smart city

No existe una serie de reglas específicas para las ciudades inteligentes, pero las urbes consideradas smart cities suelen coincidir en varias características: respeto del medio ambiente, conectividad y transparencia.

Ciudades sostenibles 

Convertir nuestras ciudades en comunidades sostenibles es uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que marcan la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Esto se consigue, por ejemplo, con el fomento del reciclaje y una gestión inteligente de los residuos —contenedores que ‘avisen’ cuando ha llegado el momento de vaciarlos—; con un transporte público rápido y sencillo que anime a los ciudadanos a dejar el coche en casa; con la apuesta decidida por la movilidad eléctrica; con un sistema que utilice, por ejemplo, la inteligencia artificial para gestionar la energía de manera eficiente; y con métodos precisos para medir los niveles de contaminación

Ciudades conectadas

Vivir en una smart city conectada no solo implica disponer de wifi gratuito en cualquier rincón. Significa, también, potenciar el Internet de las Cosas para que farolas y semáforos cuenten con sensores que les indiquen cuándo deben encenderse y que  a la vez, midan la calidad del aire o generen energía solar.

En una auténtica smart city, no pueden faltar tampoco los edificios inteligentes que se gestionan de forma autónoma.

Ciudades amables y seguras

Las smart cities se caracterizan por mejoras en la movilidad, la transparencia en la comunicación y la seguridad ciudadana. Por ejemplo, en ellas los vehículos eléctricos, las bicicletas y los patinetes son cada vez más frecuentes en las calles, las personas con movilidad reducida no encuentran obstáculos para circular y las plazas de aparcamiento se gestionan de forma eficiente. En cuanto a la seguridad, los ciudadanos pueden denunciar hechos delictivos a través de una app en sus smartphones.

Singapur, smart city

Las ciudades más inteligentes del mundo

El nombre de la ciudad más inteligente del mundo depende de qué ranking estés consultando en cada momento. Según el Observatorio de Smart Cities de IMD, Singapur fue en 2019 la smart city de referencia, un reconocimiento que también recibió en la Smart City World Expo Congress de Barcelona de 2018. 

Y es que en la ciudad asiática, el big data y la inteligencia artificial conviven con el día a día de sus habitantes. Por ejemplo, la frecuencia de los autobuses públicos varía en función de la demanda en tiempo real; las piscinas detectan si un usuario corre riesgo de ahogarse y avisan a los socorristas; y en una de las principales atracciones de la ciudad, los Jardines de la Bahía, existen vehículos autónomos para que las personas con problemas de movilidad puedan desplazarse sin problemas. 

Para la IESE Business School de la Universidad de Navarra, Singapur es la séptima ciudad más inteligente del mundo, mientras que el primer puesto corresponde a Londres. La ciudad más poblada del Reino Unido, con más de 9 millones de habitantes, es la urbe del mundo en la que opera el mayor número de startups y programadores, según el informe. Además, en el aeropuerto de Heathrow, los ULTra son pequeños vehículos eléctricos sin conductor que trasladan a los pasajeros de las terminales al aparcamiento. Y el metro de Londres contará muy pronto con una nueva línea, la Elizabeth Line, que se espera que transporte a 200 millones de pasajeros anuales y que a día de hoy supone una de las mayores obras de ingeniería en Europa. 

¿Y en España? De acuerdo con el ranking de la institución navarra, Madrid es la principal smart city en el puesto número 24, mientras que, según IMD, Bilbao es la novena ciudad más inteligente del mundo. 

En las ciudades del futuro, la tecnología, las energías renovables y la conexión directa entre ciudadanos e instituciones, entre otros aspectos, son y serán la norma. 

Carreras relacionadas

Inicio inmediato
Experto en

Experto en Gestión Digital del Talento

Descubre cómo utilizar la psicología y la tecnología para potenciar y desarrollar el talento en todo tipo de organizaciones. Sabrás cómo ayudar a las personas a ser mejores profesionales en un entorno laboral cada vez más competitivo e incierto.

Inicio inmediato
Experto en

Experto en Social Media Data

Conoce las técnicas para captar y analizar datos en redes sociales y convertirlos en propuestas de valor para tu empresa. Como profesional de social media data te formarás en escucha activa, extracción de datos, técnicas de machine learning y elaboración de reportes.