reconversión industrial por el coronavirus

Reconversión industrial exprés: así reaccionan las empresas a la crisis sanitaria

A la necesaria transformación digital, muchas empresas añaden un nuevo reto: la reconversión industrial exprés. Cada vez son más las marcas que dejan de fabricar coches o vestidos para producir material sanitario. Un ejemplo más de solidaridad en tiempos del coronavirus.

La reconversión industrial nunca fue tan rápida, probablemente. Pero la urgencia de la crisis sanitaria como consecuencia del Covid-19 y la solidaridad cada vez más extendida entre empresas y particulares, han llevado a numerosos fabricantes a cambiar sus procesos de producción para elaborar nuevos productos. En muchos casos, esos procesos han pasado incluso por adoptar tecnologías punteras como la impresión 3D.

De fabricar coches a crear respiradores

Seat es un ejemplo. A finales de marzo, el fabricante de automóviles puso a trabajar a 150 operarios de su planta de Martorell, en Barcelona, para producir respiradores mecánicos. El modelo, que se ensamblaba en la línea de montaje del Seat León, se llama Oxygen-IP y ha sido desarrollado por la multinacional en colaboración con la empresa Protofy.XYZ. Comenzó a fabricarse el 3 de abril tras recibir el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento y, hasta el momento, se han entregado más de 500, según cuentan en La Vanguardia. La mejora de la situación en las UCIs de muchos hospitales ha llevado a Seat a parar la producción, aunque, de ser necesario, podría reanudarse de forma inmediata. 

Como dato curioso, el respirador lleva el motor del limpiaparabrisas de los coches Seat, adaptado, eso sí, para su nueva función. Lo que demuestra el papel fundamental de la creatividad a la hora de poner en marcha cualquier transformación empresarial.

Otro fabricante que se ha apuntado a la producción de respiradores mecánicos es Nissan. La planta que la multinacional tiene en la Zona Franca de Barcelona ha habilitado una línea de montaje de motores y cajas de cambio para pasar a producir respiradores, que luego suministrará a países en vías de desarrollo. Q-Vent, que así es como se llama el aparato, responde a una iniciativa de Nissan en colaboración con el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, la empresa QEV Technologies y el centro tecnológico Eurecat, según cuentan en este reportaje también de La Vanguardia

La reconversión industrial exprés —y temporal— propiciada por la crisis del coronavirus tiene lugar en todo el planeta. En Estados Unidos, por ejemplo, actual epicentro de la epidemia, el gigante Ford acaba de iniciar la fabricación de respiradores en sus instalaciones de Michigan. La compañía de automóviles, que ya había transformado algunos de sus procesos para crear máscaras de protección con impresoras 3D, prevé producir hasta 100.000 unidades.

El textil y la cosmética también se apuntan a la reconversión industrial

Además del automóvil, el sector textil también está demostrando su capacidad de adaptación y flexibilidad con la producción de batas para el personal sanitario. Inditex, por ejemplo, está destinando la mayoría de sus recursos en Arteixo —nueve fábricas de un total de once— a crear batas sanitarias. Curiosamente, la bata era la prenda con la que nació el imperio de Amancio Ortega en los años 70, por entonces Confecciones Goa.

Batas son también el nuevo producto que sale de la planta del Grupo Antolín de Valladolid, dedicado a componentes de la industria del motor. En su caso, los operarios fabrican las prendas sanitarias con materiales utilizados en la producción de techos para los automóviles. 

Un tercer producto estrella en esta reconversión industrial de 2020 es el gel hidroalcohólico. Aquí, son las empresas de cosmética, sobre todo, las que han cambiado sus procesos para convertirse en fabricantes de esta solución limpiadora. En un principio, el objetivo era suministrar gel a las administraciones, centros sanitarios, residencias de ancianos y fuerzas de seguridad. 

Pero desde el 11 de abril tienen la autorización necesaria para poder venderlo en farmacias y supermercados. ¿Y eso qué significa? Que la iniciativa que surgió de forma solidaria podría convertirse, con el tiempo, en una nueva línea de producción rentable para las empresas. 

Eso es lo que da sentido a la transformación empresarial de cualquier tipo, digital, industrial o administrativa, el adaptarse a una situación cambiante para seguir formando parte del mundo que viene después.

Carreras relacionadas

Experto enReconversión industrial exprés: así reaccionan las empresas a la crisis sanitaria

Experto en Ecommerce

Aprende a crear y gestionar un negocio de comercio electrónico. Descubre cómo poner en marcha la tienda online y llegar a clientes de cualquier parte y desde cualquier dispositivo a través de una estrategia de marketing.

Matricúlate
Experto enReconversión industrial exprés: así reaccionan las empresas a la crisis sanitaria

Experto en Social Media Data

Conoce las técnicas para captar y analizar datos en redes sociales y convertirlos en propuestas de valor para tu empresa. Como profesional de social media data te formarás en escucha activa, extracción de datos, técnicas de machine learning y elaboración de reportes.