fichas de producto

Cómo hacer que tus fichas de producto lo peten

Las fichas de producto de un ecommerce son lo más parecido a los probadores de una tienda física. Pero también al dependiente que genera confianza y resuelve dudas. Con una buena ficha de producto, completa, atractiva e intuitiva, la compra está prácticamente asegurada. Con una deficiente… puedes adivinar el resultado. En Edix vamos a contarte cómo lograr que tus fichas de producto sean lo más.

Las fichas de producto son los elementos más importantes en un ecommerce. Puedes tener un diseño web precioso, perfiles en redes sociales con miles de seguidores, una propuesta de valor impactante… pero si no cuidas tus fichas de producto, de poco te servirá todo los demás. Porque estas páginas web son la antesala al momento de compra, el lugar en una tienda online donde un usuario decide que necesita tener ese producto o servicio o, por el contrario, que puede prescindir de él. De qué contenga esa ficha y cómo esté diseñada dependerá que el usuario haga clic en Comprar. 

Seguro que lo tienes claro: quieres que tus fichas de producto lo peten. Que los clientes se multipliquen y las ventas aumenten. Lógico. Pero, ¿esto cómo se consigue? Vamos por partes. 

En primer lugar, debes ponerte en la piel de tu cliente, o mejor dicho, de tu buyer persona. (¿Que aún no sabes lo que es un buyer persona? Pues de su perfil depende toda tu estrategia). Qué busca en tu tienda, qué necesidades tiene, por qué razón compraría tu producto antes que el de la competencia… Con la respuesta a esta y otras preguntas similares ya tienes parte de la base para hacer una buena ficha de producto.

La otra viene dada por la estrategia SEO (¡No nos digas que tampoco has pensado en el SEO de tu ecommerce! ¡Error!). ¿Con qué keywords o palabras clave quieres posicionarte en buscadores? ¿Qué teclea un usuario en Google que quiera comprar en tu tienda, es decir, cuál es su intención de búsqueda? Responde a estas cuestiones y estarás listo para el siguiente paso: darle forma a tu ficha de producto.

Qué elementos debe tener una ficha de producto

Título

Es el nombre del producto y debe incluir la categoría (si es necesaria) y la marca (si es relevante). Piensa en un electrodoméstico cualquiera que se llame BFV478 o similar. ¿A que el nombre no te dice nada? En cambio, si añades al título el tipo qué es (lavadora, frigorífico…) y el fabricante (Bosch, Balay…), la cosa cambia.

Hablando en SEO, el título sería el H1 de la URL, y solo puede haber uno (olvídate de incluir en una misma ficha un lavavajillas y una secadora, son dos productos/nombres/h1 diferentes). 

Descripción

El texto que describe las características del producto y sus beneficios. Importantísimo: debe ser único, estar optimizado para buscadores y aportar valor. Para conseguir esto último, es recomendable poner el foco en las ventajas competitivas (si puedes contar con un copywriter, sería la pera). 

Lo entenderás mejor con un ejemplo. Piensa, ¿qué ficha de producto responde mejor a la búsqueda de una usuaria que necesita un bolso para una boda? ¿Una que se centre en el material, las dimensiones y utilice términos del mundo de la moda? ¿U otra que cuente que ese bolso combina con cierto color, que se puede utilizar para ocasiones menos festivas y que además hizo una aparición en aquella película? Probablemente, la segunda. Por eso es tan importante definir tu buyer persona: conociendo sus motivaciones, sabrás qué le puedes ofrecer.

Ahora bien, la descripción también tiene que describir el producto, valga la redundancia: materiales, tamaño, certificados de seguridad, colores… De ahí que cada vez sea más habitual encontrarnos con largas ficha de producto que primero resaltan las ventajas y a continuación revelan todo lo demás. Solo tienes que echar un vistazo a Amazon para comprobar cuántos detalles puedes llegar a aportar de un solo producto.

Elementos gráficos

Que pueden ser imágenes, recreaciones en 3D (por ejemplo, de un piso en construcción), vídeos o incluso infografías. Lo que mejor encaje con el producto o servicio que estás vendiendo y que salve el gran obstáculo que tiene todo ecommerce: la reticencia del usuario a comprar algo que no puede ver ni tocar.

Una buena foto de producto debe cumplir con tres premisas: atractiva (olvídate de utilizar el móvil salvo que seas un fotógrafo excelente), descriptiva (cuantos más detalles muestre, mejor) y optimizada para SEO (no te olvides del atributo alt…). ¡Ah! Y cuando decimos foto, en realidad queremos decir fotos, desde todos los ángulos posibles y a diferentes distancias. 

Precio

Un error de principiante al hacer una ficha de producto es tratar de esconder el precio, o que no destaque mucho. Wrong! El precio tiene que ser visible nada más entrar en la página, porque es de las primeras cosas que va a buscar el usuario. Visible y también real, con los impuestos que correspondan o el descuento que tenga en ese momento.

CTA

Puede dar la impresión de que apenas importa, pero lo cierto es que el aspecto y el texto del CTA o call to action (el botón de compra) puede determinar una venta. Bien lo saben los profesionales del CRO (Conversion Rate Optmization), cuando, tras muchas horas de investigación y experimentos, llegan a la conclusión de que modificando el texto del CTA un ecommerce puede aumentar sus ventas de manera sustancial. ¡Y suelen acertar!

En líneas generales, el call to action debe ser evidente en la acción que permite (Compra, Añade al carrito, etc.), estar en un lugar destacado e invitar al clic.

Información sobre envíos y devoluciones

Los gastos de envío y la política de devoluciones son dos de los factores que más influyen en la decisión de compra online. Por tanto, la información referente a estos dos puntos tiene que estar bien visible y ser clara. Y, por supuesto, si tu ecommerce no aplica gastos de envío o manda un repartidor a la casa del cliente a por el producto que no quiere, no dudes en destacarlo, son dos grandes ventajas competitivas.

Opiniones

Habilitar un espacio para que los compradores que ya han probado el producto o servicio opinen sobre él es una buena idea. Al fin y al cabo, pocas cosas generan más confianza que saber que otra persona está satisfecha con la compra que realizó. Si el rey del comercio electrónico, Amazon, incluye reviews en todos sus productos, por algo será, ¿no crees? Estas opiniones pueden tener el formato de texto, de puntuación con estrellitas, o incluso puedes habilitar la opción de que el recomendador añada una imagen.

El objetivo es convencer a la cliente para que compre, y para eso, necesita disponer de toda la información posible.

Productos relacionados

Esta es una táctica que suele dar buenos resultados. Si incorporas en la ficha de un producto otro que lo complementa, es posible que el usuario añada los dos al carrito. Ejemplos de combinaciones hay a millones: el bolso que comentábamos más arriba con unos zapatos, un rotulador con una libreta, un smartphone con un protector para la pantalla, etc.También puedes recomendar un producto que en apariencia nada tiene que ver con el anterior pero que, mira tú por dónde, otros usuarios también lo han comprado. O es el más vendido, o justo está de promoción… 

Los expertos en comercio electrónico te hablarán de cross-selling (cruzar productos) o up-selling (mejorar un producto), pero en resumen se trata de: ya que estás aquí, ¿por qué no compras esto también?

Buenas prácticas para hacer fichas de producto molonas

Resumimos

  1. Cuanto más completas, mejor.

    La primera regla para petarlo con las fichas de producto de tu tienda online es incluir todos los elementos que acabamos de comentar.

  2. La segunda, seguir una estrategia customer centric.

    (También lo hemos dicho ya), es decir, diseñar la ficha con tu cliente ideal en mente.

  3. Una tercera consistiría en poner el foco en el valor que el producto aporta al usuario.

    Por ejemplo, con estos auriculares vas a sentir que estás en el concierto, en lugar de estos auriculares tienen una circunferencia de bla, bla, bla.

  4. Que la página cargue rápido y el diseño sea intuitivo.

    Además de trabajar el contenido y fotos con buen detalle.

  5. Trabaja el snippet en Google

    Para un buen posicionamiento en buscadores de la ficha de producto (lo que aparece en la página de resultados de búsqueda o SERP, que, además del título y la descripción, puede incluir el precio o la valoración en la tienda).

  6. También puede ser muy eficaz ofrecer una pequeña guía de compra.

    Ya sea en formato de preguntas frecuentes o en simulador de tallas de ropa, por ejemplo.

  7. Y si tienes stock limitado, comunícalo.

    Ver que queda un número reducido de unidades disponibles genera sensación de urgencia y ganas de comprar ¡ya! 

Con estos consejos, tus fichas de producto serán más atractivas para el cliente y para Google, inspirarán más confianza en tu ecommerce y, con suerte, lo petarán en tu estrategia de marketing.

Carreras relacionadas

Experto enCómo hacer que tus fichas de producto lo peten

Experto en Ecommerce

Aprende a crear y gestionar un negocio de comercio electrónico. Descubre cómo poner en marcha la tienda online y desarrollar una estrategia de marketing.

Experto enCómo hacer que tus fichas de producto lo peten

Experto en CRO (Conversion Rate Optimization)

Mejora el rendimiento comercial de productos y servicios digitales. Observa, analiza, formula hipótesis, experimenta y propón soluciones.